SOBRE

Arantza Ávila Navarro

La Red de Madres de Día, desde su experiencia y colaboración, respalda el trabajo que hago en esta casa,
siguiendo las normas reguladoras del sector.

MADREDEDIA-452.jpg

TE CUENTO MÁS COSAS

Caballito de mar es un espacio respetuoso y que atiende a los ritmos de cada pequeño con una atención individualizada, tranquila y de confianza.

Mi proyecto es una extensión de su hogar, una continuidad de su día a día más familiar y natural.

Mi postura con ellos y ellas es de escucha total, serena y paciente. Me gusta estar cerca y tratar de percibir lo que necesitan en cada momento. Esto les crea seguridad física y emocional, creando un ambiente de calma y comprensión.

Las personas, las más pequeñas también, necesitamos más que nunca vínculos y encuentros humanos, también escucharnos unos a otros y respetarnos. Los procesos que vive un niño en su crecimiento son únicos. No debemos acelerarlos. Sabiendo que la infancia no vuelve, hagamos que sea una experiencia enriquecedora y apasionante.

Madre de día, mi Caballito de mar, es nuestro nido adaptado a las necesidades de los más pequeños. Un ambiente protector y de confianza.

MI PASIÓN

Tengo tres hijos, Unai tiene 14 años, Valentina tiene 6 y Elora 4.

Trabajar con niños siempre ha sido mi pasión y ahora disfruto cada momento con ellos. Me encanta trabajar con estas personitas que me dan toda su pureza, inocencia y sinceridad.

Tengo tres hijos: Unai tiene 14 años, Valentina 6 y Elora 4. Cada uno de ellos tiene su propia personalidad y forma de desenvolverse en el mundo. De pequeños, Unai era un niño muy tranquilo, ahora es un preadolescente muy sociable, amante del deporte al aire libre y los videojuegos.

Valentina salió más movida y arrastra a Elora a todas sus travesuras. Para ella su hermano mayor es como una estrella del rock. La pequeña es más independiente y sigue a Valentina allá donde ésta vaya. Uno de los juegos preferidos de ambas es saltar sobre el sofá y al escondite por toda la casa. 

_36A9056.jpg
MADREDEDIA-079-Editar.jpg

11 AÑOS ATRÁS

Traslado a Zaragoza

Hace 11 años nos trasladamos a Zaragoza. Ahora en Villanueva de Gállego. Yo trabajaba como audiolectora desde casa pero lo tuve que dejar coincidiendo con el embarazo de Valentina. Ya era demasiado jaleo para tener un estudio de grabación en el hogar.

Después de nacer Elora decidí que ya era hora de estudiar algo que me apasionaba desde siempre y mi propia experiencia maternal no había hecho sino afirmar: me puse a estudiar educación infantil.  Desde el primer momento en que comencé mi ciclo tuve claro que quería tener un espacio para cuidar niños y trabajar con ellos.

 Después del primer curso trabajé unos meses en una escuela infantil. La experiencia me sirvió para afirmarme en la idea de querer ser madre de día. En una guardería podía aportar amor y cariño a los pequeños pero no podía escucharles, consolarles apropiadamente y atenderles. Cada niño es diferente y todos necesitan su tiempo.

Ahora soy titulada en educación infantil. Con mi formación y la experiencia que me da mi trabajo como madre de familia numerosa, estoy preparada para dar mucho a mis nuevos niños. Unai, Valentina y Elora son un master en cuidados, solución de conflictos, demandas de amor y vida en general. Mi vida con ellos es lo que puedo aportar a Caballito de mar, madre de día.

MADREDEDIA-267.jpg